Ya, en cierto modo, me conocen. Mi nene, el Santi, sin autorización,(atrevido como siempre,) publicó el relato de mis recuerdos. Como se habràn dado cuenta, no nací ayer. Con mi amigo del alma, Häberli, que se me fue hace poco, decíamos que con Benedetti e Idea Vilariño, somos de la sub 20. Por el año en que nacimos. Los espero.Tata

domingo, 22 de junio de 2008

EL MAGO

Aclaración. La Flaca publicó además de la foto famosa, una preciosa nota sobre el Mago. La leí y la disfruté; pero cuando escribí un comentario, con mi proverbial habilidad, en el sitio de la contraseña puse la dirección y viceversa. Cuando quise publicarlo, se me borró. Y como se acerca el aniversario de la partida del Mago hasta el siempre acá, las anécdotas del Becho harán un compás de espera.

Quiero contar mi encuentro con ese personaje que encarnó toda una época que vive solo en el recuerdo de unos pocos; pero que él, como genuino representante de esa época, la mantiene viva en ese recuerdo, y es admirado por una legión.
En mi pueblo, allá por los años 30, solo había visto en un muro escrito el nombre de Rosita Quiroga. No sé si había en total cuatro radios; y no te digo nada las victrolas; eran un lujo. Entonces, cuando llegué a Montevideo y en casa de mi tía Catalina, hermana de mi padre, los primos estaban, pegados a la victrola recién comprada
escuchando Yira Yira, dije:¡Pah! ¿quien es ese cantor? ¿quien va a ser? Gardel. ¿y quien es Gardel? No lo podían entender. A principios del 35, con mis 14 años y hasta mediados del 36, trabajé de mozo en la Picada, un boliche en el Puerto Rico, un barrio de rompe y raja, al que, cuando demolieron la muralla para hacer la rambla y eliminaron el bajo, las chiquilinas más baratas fueron a establecerse y a vender amor. En ese boliche, cuyos habitués por supuesto eran prostitutas y proxenetas, (proxenetas es un decir); les llamaban cafishios de puta pobre, y en realidad lo eran. Las mujeres en general, salvo un par de excepciones eran buenas personas. Me tomaron cariño y se divertía haciéndome cosquillas en partes prohibidas. Claro; yo, como seminarista era virtuoso. En ese boliche, se escuchaba todo el día radio Fénix; una emisora que durante todo el día pasaba más o menos el 60% grabaciones de Gardel, y después Magaldi y otros pocos cantores del momento; además de Canaro y alguna otra orquesta que no recuerdo. Me sabía todo el repertorio gardeliano de memoria. A veces venía algún payador. Eso era en Montevideo en el 34; ¿como serían los boliches del Mercado del Abasto y el mismo barrio del B. Aires de 1903, donde Gardel iniciaba su vida?. Imagínen el nivel cultural. En mi caso, los habitués del boliche se asombraban de mi erudición. 5º de primaria y 15 meses de Seminario. ¡habla como un libro! Sin embargo, en su caso, y a pesar del ambiente negativo, si uno escucha sus grabaciones iniciales, a medida que transcurre el tiempo va a encontrar una mejoría constante en lo interpretativo. Es que evidentemente era un tipo muy inteligente, y si bien en lo musical puramente intuitivo, (apenas rascaba la guitarra de oreja pues no sabía música), tenía algo que no se compra ni lo da Salamanca. Un talento que ya se lo quisieran muchos divos para un día de fiesta. Ví todos los estrenos de sus películas. Cuando canta volver, Cuesta abajo, Por una cabeza y sus ojos se cerraron, se armaba un escándalo de aplausos y zapateos que el que proyectaba la película tenía que rebobinar y pasarlo de nuevo.Juntábamos unos reales para ver otra vez la película. Hasta que el 24 de Junio del 35, el hijo del dueño de la casita que alquilábamos llegó con la noticia. ¿Viste, se mató Gardel. Andá, mire si se va a morir Gardel. Nadie lo quería creer. Y tenían, teníamos razón. No murió. Ya es más de media noche; mañana sigo

8 comentarios:

andal13 dijo...

'tas equivocado, Tata; Gardel no se murió... Sigue vivo, cantando cada vez mejor!!!

Maravilloso ese retrato del bajo montevideano de los 30...

Besotes!!!
Andrea

PD: te has modernizado tanto que hasta video le pusiste al blog!!!

La terapia de Rafaela dijo...

Qué bonita historia, ha sacado de sus recuerdos, parecía que uno estaba allí, escuchando la radio en el boliche que trabajabas de camarero. El Mago tenía un talento natural y como dice Andrea cada vez canta mejor... te sigo leyendo bss desde Madrid

FLACA dijo...

Tata: impresionante tu relato. Ahora es todo tan distinto. Eso de que había cuatro radiosnada más en el pueblo me impactó. Me hiciste acordqar de cuando en mi casa no había TV y se escuchaba una radio grandota de madera que estaba arriba de la heladera y que tenía onda cprta y podía escucharse de Cuba, Inglaterra,etc.
El Mago era el Mago. Ya sabés que yo no soy tanguera, aquí el tanguerísimo es Él, pero eso no se contagia por vivir juntos. A lo sumo, desde que vivo con Él he aprendido a mirar las cosas de diferente modo. Lo que escribí en mi boliche lo escribí para vos; pero -es evidente- paraaprender hay que venir aquí.
Un abrazote.

El Tata dijo...

flaca querida; vos tenías la radio enorme arriba la heladera. yo cuando me casé tenía la heladera hecha por mí, con hielo que me traían del frigorífico modelo, y agua con limón al lado. tenía radio. pero chiquita. decile a él,(perdoname la minúscula) que te enseñe, a vos que sos música, a escuchar desde el punto de vista musical a ese milagro. ya tengo pensado con mi deformación profesional hacerlo en entradas sucesivas. ahora por las cirscunstancias conocidas, el santi te lo habrá dicho, no tengo tiempo. mañana hacen 73 años. y sigue tan campante un beso

El Tata dijo...

esto es para andal. en primer lugar, ni te suueñes que yo sea capaz de poner video al blog. sería vestirme con plumas ajenas. el responsable es el santi. jamás dije que el Mago se hubiera muerto. no puede morir lo que está siempre vivo en nosotros. tengo poco tiempo, pero espero poder contarles del querido montevideo de mi querida y remota juventud.
un beso grandote

FLACA dijo...

Tata: ¿viste cuántas cosasinteresantes tenés para compartir con nosotros desde tu blog?... Está muy buena esa idea de enseñar a escuchara Gardel desde aquí. Sería como estar asistiendo a masterclases a distancia.¡Buenísimo!... Estaré escuchando y aprendiendoatenta e interesada, como en una clase de flauta.

andal13 dijo...

Pero, Tata, y yo que pensé que te habías convertido en un as de la tecnología...!!!
Besotes,
Andrea

El Tata dijo...

rafaela; gracias por leerme y aguantarme. el otro día había contestado tu comentario, y hubo un probleme en este aparato y se borró. vayan mi disculpa y mi cariño