Ya, en cierto modo, me conocen. Mi nene, el Santi, sin autorización,(atrevido como siempre,) publicó el relato de mis recuerdos. Como se habràn dado cuenta, no nací ayer. Con mi amigo del alma, Häberli, que se me fue hace poco, decíamos que con Benedetti e Idea Vilariño, somos de la sub 20. Por el año en que nacimos. Los espero.Tata

viernes, 13 de junio de 2008

PUCHERO



Realmente, esa muchacha andal 13, además de provocarme con su engendro, el gaucho pata rajada, se lanza al ruedo con recetas cuyo título nos muestra al viejo Eros al acecho. Entonces, y como invité a le Santi y Sra. a venir mañana a comerse un puchero histórico, va la receta. 1º Colóquense en un recipiente adecuado, (me refiero al día anterior), 300 o 400 grm. de garbanzos en remojo. Si, como ahora el frío es intenso, es mejor en agua tibia. 2º En una olla adecuada a la capacidad devoradora de los comensales, (yo sé porque lo digo), el orden no es muy importante; una cebolla grande, cortada en trozos no muy pequeños, dos puerros, dos nabos, un par de zanahorias, (a gusto) un quilo y medio de matambre grueso, puede ser otra carne,una buena cantidad de panceta ahumada, una longaniza cortada en rodajas, seis chorizos puro cerdo, y a hevir. Me olvidaba; choclos a gusto. Yo puse cuatro. Cuando los chorizos y los choclos estén cocidos, retirarlos y dejar que los otros elementos se sigan cocinando. Luego, con el caldo de la cocción, en la olla a presión cocinar los garbanzos 30 a 35 minutos, así toman el sabor glorioso del puchero del tata. Cuando lleguen los comensales, (en mi caso el Santi y Beatriz) , aplicarles una dosis de escocés o de grappa con limón,(mi especialidad), así, no tendrán más remedio que decir que estaba riquísimo

5 comentarios:

DRIADA dijo...

Esta claro que cuando hace frio seamos de donde seamos nos preparamos un buen puchero.Los garbanzos que no falten, la verdura el chorizo la ternera y además yo añado un buen taco de jamón muy curado.Por mi lugar de origen le llamo "cocido" y por el lugar en el que resido "escudella"
¡ Buen provecho!

andal13 dijo...

¿Así que robándome las ideas???¡¡¡Desgracihumana!!!
Buenazo ese pucherete, Tata...
Mi estómago alimentado a comiditas dietéticas está llorando jugo gástrico...
Ay, qué vida sufrida...
Besotes, y buen provecho!!!
Andrea

FLACA dijo...

¡Qué envidia!...¡se me hace agua la boca! A eso mi madre le llamaba "olla podrida" y le agregaba, además, porotos de manteca, papas, boniatos, nabos,gallina, pata de chancho, cuero de chancho, carne de cerdo y morsillas. Y lo servía acompañado con un buen pirón y una salsita de tomate que no sé cómo se hace, pero sé que se guarda en una botella, se tapa con un corcho sellado con sebo y se fermenta al sol. Ya de sólo pensar la gula hace estragos en mí...¿Pensar que eso antes era comida de pobre!... ¡Buen provecho!

FLACA dijo...

Mi madre también le ponía un morrón o dos.Y tocino. Como habrás visto, en mi casa se comía bien sanito.
¡Si es todo verdura!...

Patricia Freire dijo...

Señor,
Recién hoy le he conocido, gracias a su primogénito, por supuesto, como ud. podrá imaginarse. Además de enviarle un cariñoso saludo, me permito contarle uno de mis recuerdos más preciados de veranos de infancia...
Mi madrina, con quién pasaba los 3 meses de vacaciones de verano en un prestigioso balneario rochense llamado "Antoniópolis" (hoy ya demasiado conocido gracias a la necesaria pero terrible invasión turística), agregaba duraznos y peras bien duras al final del puchero, y el caldo quedaba con un sabor dulzón que aún hoy puedo paladear en mis recuerdos. Por supuesto, también hacía el consabido pirón. Su receta es magnífica, ya que me ha puesto al día en cosas que se me había olvidado como hacer.
Cariños,
Patricia